Expedientes: ¿Qué es el Informe Rattenbach sobre la Guerra de Malvinas?

En el año en el que el conflicto armado por las Islas Malvinas va a cumplir 30 años, la presidente Cristina Kirchner ordenó al Ministerio de Defensa la creación de una comisión que se encargará de hacer público el Informe Rattenbach, un documento elaborado por el último gobierno militar para analizar en detalle el desempeño de las fuerzas armadas en la guerra.

El informe, que nunca fue publicado oficialmente, fue encargado por el gobierno del dictador Reynaldo Bignone, el último antes de la vuelta a la democracia, tomó su nombre de uno de los integrantes de la comisión que lo realizó, el Teniente General (R) Benjamín Rattenbach.

El texto calificó como “aventura militar” a la guerra y recomendó penas graves para sus responsables, incluso la máxima para algunos de ellos, aunque luego no fue tenido en cuenta en el juicio militar.

 

Debido a que la comisión que lo elaboró tenía derechos para pedir información a cualquier organismo público y a personas, logró evaluar el accionar de los responsables de la guerra, desde el Poder Ejecutivo hasta cada uno de los comandantes de las Fuerzas Armadas.

Advertisements

Se cumplen dos años de la desaparición de Sofía Herrera

Sofia Herrera

La organización Red Solidaria convocó a realizar hoy una campaña de difusión del rostro de Sofía Herrera, la niña desaparecida hace dos años en Tierra del Fuego, por medio de Internet y mensajes de texto.

La llamada “Caravana digital” se realizará durante toda la jornada y prevé dar a conocer la búsqueda de la pequeña por Facebook, Twitter, correo electrónico o mensaje de texto de teléfono celular.

“Se trata de acompañar a su familia haciendo un gesto simple de multiplicar la foto de Sofi con la esperanza de encontrarla. Por lo menos una persona sabe dónde está o qué ocurrió” con ella, destacó la ONG en un comunicado.

Por su parte, en las ciudades fueguinas de Río Grande y Ushuaia los familiares de la niña organizarán movilizaciones para dar con su paradero.

En tanto, las tareas de búsqueda fueron consideradas como una parte importante del gran operativo que desató su desaparición, informaron los investigadores.
 
Cerca del cámping en donde desapareció la niña se encuentra el paso internacional de San Sebastián, que tiene un fluido tránsito hacia uno y otro país, debido a que es paso inevitable para trasladarse de Santa Cruz a Tierra del Fuego por tierra, o para ir del continente a la XII Región chilena.

Con la ayuda de Carabineros de Chile se buscó en todas las localidades vecinas y en amplios sectores de esa geografía, y al igual que se hizo en Argentina se pusieron afiches con el rostro de Sofía en los edificios públicos.
 
El diario chileno “El Pingüino” consignó la llegada del comisario argentino Daniel Moraga, para trabajar en contacto con la Policía de Investigaciones (PDI) chilena.

Moraga dijo al periódico chileno que se trata de un caso de “alta complejidad”, con una investigación desarrollada sobre la base de varias hipótesis y que “no está cerrada”.

Se cumplen 22 años de la muerte de “Don Ramón”

Él era un viudo que vivía con su hija –“La Chilindrina”- en la vecindad de El Chavo y que se resistía a dejar su casa huyendo de su dueño -el Señor Barriga- ya que nunca tenía plata (o eso decía) para pagar el alquiler. ¿Quién no recuerda acaso su cuasi latiguillo: “Con permisito dijo Monchito”?

¡Cómo nos hizo reír “Don Ramón”! Ese hombre tan simple, humilde, malhumorado y divertido, que nos sorprendía con frases tan ocurrentes como “No hay trabajo malo… lo malo es tener que trabajar” y“¿Cómo se te ocurre despertarme a las 10 de la madrugada?”.

El actor Ramón Valdez nació el 2 de setiembre de 1923 en México, actuó en más de 50 películas y alcanzó la fama con su entrañable personaje en “El chavo del 8”.

En 1979, Valez renunció al exitoso programa (dicen por que fue por temas de plata), pero volvió en 1981. Tuvo que dejar la actuación cuando le diagnosticaron cáncer de estómago. A los 65 años, el actor falleció el 09 de agosto de 1988, en su ciudad natal.

A 18 años del atentado a la Embajada de Israel

La embajada de Israel en la Argentina y el grupo de familiares de las víctimas del atentado que sufrió esa delegación diplomática el 17 de marzo de 1992, convocó a partir de las 14.15 a un acto recordatorio donde fuera su sede, en la esquina de Arroyo y Suipacha.

Los disertantes de la ceremonia son Mauricio Klein, hijo de dos sobrevivientes, Mirta y Enrique; Maxi Lanzzieri, hijo de Miguel Ángel Lancieri Lomazzi, un instalador de equipos de aire acondicionado que estaba trabajando en la refacción en la sede diplomática; y el embajador israelí Daniel Gazit, que cierra el acto que se organiza bajo la consigna: “El tiempo pasa, el dolor sigue presente, nosotros también”.

El ataque terrorista que destruyó completamente la Embajada de Israel en Argentina fue perpetrado el 17 de marzo de 1992 y causó 29 muertos y 242 heridos. A las 14.42 de ese día, un furgón Ford F-100 conducido por un suicida fue cargado con explosivos y estrellado contra el frente del edificio, causando la destrucción de la embajada, y daños a una iglesia católica y una escuela ubicada en un edificio cercano.

Fue el peor ataque terrorista en la historia de Argentina hasta el atentado terrorista contra la AMIA en 1994, y el peor ataque contra una misión diplomática israelí. El grupo terrorista Jihad Islámica se adjudico la autoría de los ataques. Dos años después, el 18 de julio de 1994, un coche bomba estalló frente a la AMIA, la organización mutual judía más importante del país, también en Buenos Aires, asesinando otras 85 personas.

Un hijo se suma a los nietos

Esta vez, el nieto es su hijo. Después de 32 años de búsqueda, el secretario de Abuelas de Plaza de Mayo, Abel Madariaga, encontró al niño que le arrancaron a su esposa en cautiverio. El joven, apropiado por un capitán del Ejército que fue detenido el viernes, se acercó al organismo con una pesada mochila de dudas sobre su espalda. Los exámenes de ADN confirmaron su sospecha. En los primeros días de julio de 1977, su mamá, Silvia Quintela, lo dio a luz en la maternidad clandestina de Campo de Mayo. Desde ese momento, primero desde el exilio y luego en la Argentina, su papá emprendió el difícil camino de la búsqueda, una tarea que se volvió colectiva cuando se sumó al equipo que preside Estela de Carlotto. Hoy al mediodía, Francisco Madariaga Quintela, Abel y las Abuelas darán la noticia frente a los medios.

“Y vos, ¿sabés quién sos?”. La pregunta, tan fuerte como efectiva, nació hace ya varios años entre los miembros de la Comisión de Difusión. Fue Abel Madariaga, un papá entre tantas abuelas, quien había dado el puntapié para armar un equipo que instalara en la sociedad la búsqueda de los bebés apropiados que, desde hacía años, encabezaba el organismo. Los niños, decía Abel, ya eran jóvenes e intentarían saber la verdad. Entre aquellos hombres estaba su hijo.

Hoy a las 12, Madariaga y sus frondosos bigotes estarán sentados al frente de la conferencia en la que Abuelas anunciará la localización de su nieto número 101. Esta vez, Abel será el protagonista. Podrá contar cuántas veces soñó con este momento. Cuántas veces buscó la mirada de su hijo en los ojos de algún joven que tocó el timbre para terminar con tanta mentira.

También relatará el secuestro de su mujer, embarazada de cuatro meses, aquel 17 de enero de 1977. Su exilio por Suecia y México, y su regreso repleto de esperanzas por reencontrar al niño que le quitaron.

El represor que se apropió de aquel bebé y lo crió como si fuera propio se llama Víctor Alejandro Gallo. Es capitán retirado del Ejército, fue carapintada y en 1997 fue condenado a prisión por los delitos de robo calificado y privación ilegal de la libertad por su participación en lo que se conoció como la Masacre de Benavídez, ocurrida en 1994. Desde el viernes, Gallo está nuevamente tras las rejas. Por otro robo, el de la identidad, delito al que sometió a Francisco durante los últimos 32 años.

Murieron 65 personas en la tragedia de LAPA y ningun responsable.

El Tribunal Oral Federal 4 absolvió por mayoría al ex presidente de Lapa Gustavo Deutsch, al ex vicepresidente Ronaldo Boyd, al ex gerente de operaciones Fabián Chionetti y a la ex jefa de personal Nora Silvina Arzeno, en el marco del proceso que se siguió por la tragedia ocurrida hace diez años y medio, en el que 65 personas murieron.

Además, los imputados miembros de la Fuerza Aérea, Damián Peterson y Diego Lentino, fueron sobreseídos.

A su vez, el tribunal condenó a “tres años de prisión en suspenso” al ex jefe de la línea 737 Gabriel Borsani y al ex gerente Valerio Diehl.

Por otra parte, durante unos instantes, los magistrados decidieron suspender la lectura del veredicto debido a interrupciones en la sede judicial.

Durante el juicio se incorporaron por lectura cien testimonios más, de un total de 2200 del listado inicial con que se inició el proceso, entre sobrevivientes, empleados de Lapa y otras líneas aéreas, jerárquicos y expertos en seguridad aérea.

El eje del proceso pasó por las supuestas fallas de seguridad en que habría incurrido la empresa a la que pertenecía la aeronave siniestrada, cuyos principales directivos estuvieron sentados en el banquillo de los acusados.

En el juicio hubo testigos relevantes, como el ex piloto de la empresa y director de cine Enrique Pineyro, quien denunció en reiteradas jornadas ante el tribunal las fallas de seguridad en que incurría habitualmente la compañía.

Las defensas intentaron demostrar que la tragedia fue culpa de la imprudencia del piloto que, además, resultó agravada por la presencia frente a aeroparque de una casilla de gas con la que impactó la nave y explotó, tras despistar y cruzar la avenida Costanera.

Pero una pericia ordenada por el Tribunal e incorporada al juicio demostró que esa casilla aumentó sólo en un cinco por ciento las consecuencias fatales del accidente del avión que debía partir hacia Córdoba.

La peor película en la historia del cine es “Batman & Robin”

Una película puede ser recordable por su excelente trama, las actuaciones magistrales de sus protagonistas, o porque son tan malas que son difíciles de borrar de la memoria: ése es el caso de la lista de “Las 50 peores películas de la historia”, publicada por la revista “Empire”.

A la cabeza del ranking propuesto por la revista se encuentra la cuarta entrega de la saga de Batman, llamada “Batman & Robin”, que fue protagonizada por George Clooney y Chris O’Donnell, y con la aparición de la actriz Alicia Silverstone como la primera “Batichica” de la versión cinematográfica.

En el ranking también cayeron otras estrellas hollywoodenses como Hugh Jackman, por su película Van Helsing, o Halle Berry, que intentó tener éxito con “Gatúbela”. La bella Megan Fox figura con la segudna parte de la saga Transformers, según el diario ADN.

Pero sin duda la peor fue “Batman & Robin”, de 1997, que se impuso al conseguir tres veces más que la segunda clasificada, que es “Campo de batalla: la Tierra”, la cinta de ciencia ficción que en 2000 protagonizó John Travolta.

Aunque el reparto de “Batman & Robin estaba plagado de estrellas como Clooney, Arnold Schwarzenegger, Uma Thurman, Chris O’Donnell, Alicia Silverstone y Elle MacPherson, tal parece que no fue suficiente para transformarlo en un éxito de taquilla.
 
De hecho, la entrega fue tan mala que la saga del héroe de historietas se perdió en la noche de los tiempos hasta que en 2005 el director Christopher Nolan la llevó al cine nuevamente, con Christian Bale como “El caballero de la noche”.
 
Además, las secuelas ganaron varias posiciones dentro del listado, como la tercera entrega de Blade, Transformers 2, Matrix Revolutions o la última de Superman. De hecho, la tercera entrega de la saga de “El hombre araña” es la película número 50.