Declaran un divorcio por “falta de comprensión y delicadeza” de la mujer

Lo insultaba, le era infiel, no lo comprendía, ni lo trataba con delicadeza. Por todas esas cuestiones, la Cámara Civil decretó el divorcio de un matrimonio y responsabilizó exclusivamente a la mujer por la ruptura.
El fallo dictado por la sala J de la cámara determinó que las causales del matrimonio fueron “adulterio, injurias graves y abandono voluntario del hogar”. Es que la mujer, tras los maltratos que le propinó a su marido durante la convivencia, lo dejó para irse a vivir con su amante.
Las juezas Zulema Wilde y Beatriz Verón dieron por probada “la falta de comprensión y delicadeza” en base a los argumentos brindados por el hombre, quien sostenía que su esposa su esposa lo sometía a “agresiones verbales, respuestas ofensivas y actitudes hostiles”, lo que representaba “desconsideración y desprecio”. Incluso, la propia mujer reconoció que durante las discusiones que mantenían “le decía boludo…cosas así”.
Las magistradas entendieron que las actitudes hostiles de la mujer habían excedido el límite normal de tolerancia y respeto “por lo que deben ser considerados hechos violatorios y configurativos de las injurias graves”.
El tribunal tomó en cuenta, además, que la mujer le había sido infiel a su marido, cuando estaban distanciados, pero no formalmente separados. Ella, alegando que debía cuidar a su madre enferma en el interior del país, se mudó efectivamente a la casa de la mujer, pero con su amante.
Esa convivencia tampoco tuvo un buen desenlace: la propia madre de la mujer denunció a su hija y al amante por la usurpación de la vivienda que ocupaba, con el pretexto de cuidar de su salud.

Advertisements

Crimen de La Plata: las víctimas recibieron 73 puñaladas, según la autopsia

El informe final de la autopsia detalla los ataques sufridos por las cuatro mujeres en la casa de calle 28 entre 41 y 42, de la ciudad de La Plata.

Susana de Bartole (63), dueña de la casa, tenía 12 heridas cortantes y punzantes, 4 de ellas en la zona cervical, 3 en el cráneo y una en la cara.

El resto fueron encontradas en distintas partes de su cuerpo junto a lesiones producidas por un objeto duro (el palo de amasar).

Bárbara Santos (29) tenía en su cuerpo 30 heridas cortantes, 3 de ellas en el rostro, además de varias lesiones producto de un elemento duro con el que fue golpeada (palo de amasar).

Marisol Pereyra (35), la amiga de Bárbara que llego en el remis que manejaba Marcelo Tagliaferro, tenía 8 heridas cortantes, 4 en el cuello y 4 en el tórax.

Micaela Galle (11) tenía 23 puñaladas, 11 en la axila, 11 en el tórax y otra en la axila izquierda.

En total, las victimas recibieron 73 puñaladas.

En la escena del crimen, los peritos levantaron gran cantidad de evidencias, de las cuales 6 dejaron muestras de ADN.

Estas son el palo de amasar, una cuchilla, un cuchillo, la canilla del baño y sangre debajo de las uñas de Bárbara y Susana, lo que evidencia que las mujeres arañaron al asesino.

Ninguna de esas muestras se corresponde con el ADN del detenido Osvaldo Martínez, por lo que ya se investiga la participación de dos o más personas.

El violador que se casó con su víctima, la asesinó

Carla Figueroa, la joven que se casó con un hombre detenido al que acusó por violación, fue asesinada este sábado de varias puñaladas, confirmó el abogado del acusado.

Figueroa estaba en pareja con Marcelo Tomaselli, un hombre que en las últimas semanas recuperó su libertad para planificar su boda y con quien tenía un hijo de tres años.

Carlos Agüero, abogado del hombre, reveló a radio Diez el crimen y señaló que a raíz del caso presentó su “renuncia a la defensa de Tomaselli”.

“Es una situación bastante traumática”, acotó el abogado y señaló que la joven pidió el advenimiento, es decir el perdón para el hombre al que acusó por violarla, y señaló que “lo hizo insistentemente durante más de un mes y medio”.

 

El comisario Mauro Bertone aseguró que Tomaselli volvió a quedar “detenido e incomunicado” por el crimen que cometió ante testigos y aseguró que “sin lugar a dudas” fue el único autor del homicidio de la joven Carla Figueroa.

Bertone señaló al canal de noticias TN que cuando llegaron los policías al lugar “en la casa estaba el marido con los hijos en brazo”.

 

Además, señaló que el crimen fue perpetrado en la calle 36 durante la madrugada “delante del nene” de tres años, hijo de la pareja, y de la madre del propio acusado.

Figueroa, de 18 años, presentaba “varias heridas de arma blanca en distintas partes del cuerpo, en el cuello y el tórax”.

“Como testigo presencial del hecho estuvo la madre del autor”, acotó el jefe de la comisaría segunda y señaló que “la mujer se encuentra en una situación bastante compleja por la situación generada”.

Bertone señaló que “se le va a tomar declaración entre mañana y pasado para que explique el accionar de su propio hijo”.

“Es una situación totalmente desagradable para todos”, añadió.

Cornudo Virtual: Mata a la esposa porque la encuentra chateando

Un radiólogo mató de seis balazos en la cabeza a su mujer, en su casa de la localidad bonaerense de Lanús, luego de encontrarla frente a la computadora chateando con un supuesto amante, y luego intentó suicidarse.

El hecho, que se difundió este sábado, ocurrió el jueves cerca de las 20, cuando el hombre, identificado como Juan Héctor Pared, de 53 años, regresó a su casa en Lanús Oeste, en la que convivían junto a su mujer, de nombre Mónica.

Pared, un técnico radiólogo industrial especializado en oleoductos de gas y petróleo, encontró a su mujer sentada frente a la computadora presuntamente conversando a través de la red social Facebook con quien él sospechaba que era un amante.

Según contó a la prensa el abogado defensor Alberto Domínguez, “el hijo declaró que el padre lo llamó la noche del jueves diciéndole que se había mandado una macana, que se iba a suicidar porque habia matado a la madre”.

“El chico concurrió a la casa y se encontró con que la madre yacía en el suelo con seis tiros en la cabeza, con un bolso, porque aparentemente estaba por abandonar el hogar conyugal, y nos refirió que habia infidelidad desde hacía mucho tiempo por parte de ella”, relató.

Según la reconstrucción que hizo el abogado en base a lo que le dijo su cliente, “él llegó a la casa, la encontró chateando en Facebook con el amante, le recriminó esa actitud y terminaron con una discusión”.

“El le pidió que no abandonara el hogar conyugal, porque ella era empleada de la empresa también, que no se retire y ella le lanzó una frase como diciendo que él no tenía agallas, le dijo ‘no tenés huevos para hacer nada'”, afirmó el letrado.

Domínguez asegura que su cliente “no se acuerda más nada a partir del momento de que ella le lanza la frase, solamente que fue y tomó un revolver, como que tiene la mente blanco”.

Tras efectuarle seis disparos con un revólver calibre .32, Pared tuvo la intención de suicidarse, pero su hijo justo llegó a la casa, se abalanzó sobre su padre y se lo impidió.

A los pocos minutos, arribó al lugar la Policía y se dispuso la detención del radiólogo, que quedó acusado de “homicidio agravado por el vínculo”.

El abogado adelantó que su estrategia será demostrar que su cliente actuó en estado de emoción violenta, ya que, a su entender “tuvo un arrebato de furia y después no recuerda ni siquiera haber llamado al hijo”.

La Pc y Yo: La infidelidad y las redes sociales van de la mano

Ese sitio -una contración del término ‘glee’, ‘alegría’, en inglés, y ‘edén’-, que fue fundado por el francés Teddy Truchot, ha franqueado ya los 600.000 suscriptores, que pagan entre 15 y 500 euros (de 20 a 675 dólares), “dependiendo de los servicios”, para una relación o una aventura extraconyugal.

Gleeden “no fue creado para fomentar la infidelidad, que existe desde siempre, sino para responder a una necesidad social”, aseguró Truchot, en una entrevista telefónica desde Los Ángeles. “Tras varios estudios, comprobamos que no existía un solo espacio virtual donde los casados pudieran entrar en contacto con otros en su misma situación, para tener una relación extramarital y que había una verdadera necesidad para los que querían hacer las cosas con cierta transparencia”, dijo.

Para el sociólogo Eric Donfu, que confirma que los sitios destinados a la infidelidad ganan cada vez más usuarios, “la fidelidad es una noción cultural”. “La infidelidad puede ayudar a superar las crisis”, dijo Donfu, señalando que “la liberación sexual aviva las tentaciones” y que “la vida es ahora más larga”.

“La vida es corta, vive una aventura”, convida otro sitio, Ashley Madison, creado en el 2001 y que reivindica ahora más de 4,5 millón de miembros, esencialmente en Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña. El fundador de Gleeden, que explicó que se había dado cuenta de que los sitios que tenían más éxito en la red eran aquellos destinados a encuentros, sobre todo eróticos -anunció que preveía brindar por su 300.000 adherente en Francia justo para el día de San Valentín, supuestamente el día más romántico del año-.

Adelantó también que en esa ocasión lanzaría una gran operación “para conquistar a hombres y mujeres españoles y latinoamericanos que buscan una relación o aventura extraconyugal para salir de la monotonía”. “Creo que hay un verdadero mercado en España y en los países latinoamericanos” para la infidelidad, agregó el fundador de Gleeden.

Aunque en un principio no quería revelar los planes de cómo piensa atraer a los maridos y esposas infieles en España y a los países latinoamericanos, Truchot indicó finalmente que Gleeden les ofrecerá una suscripción gratuita al sitio el 15 de febrero, al día siguiente de la fiesta de San Valentín. “Será nuestro regalo para ‘los olvidados de San Valentín'”, dijo Truchot, que estima que “a veces es la infidelidad la que evita el divorcio”. Donfu admite que aunque parece provocador evocar el adulterio con ocasión de la fiesta de los enamorados, los sitios como Gleeden registran un aumento de sus suscriptores y de su frecuentación en particular alrededor de fiestas como San Valentín o el Día del Padre.

Truchot se limita a afirmar su meta de 2 millones de suscriptores, que espera alcanzar pronto. “Pese a que el sitio es caro y que la única campaña de propaganda tuvo lugar en Francia, Gleeden ha registrado una verdadera explosión, pasando de 6.000 suscriptores en las primeras semanas a 600.000 miembros en febrero del 2011”. “Y espero llegaremos pronto a 2 millones de miembros”, concluyó el fundador de Gleeden, que indicó que prepara también el lanzamiento de ese sitio en Estados Unidos, el próximo 1 de marzo.

Tienes un Email: Su esposa le fue infiel y él puede ir preso 5 años

Un técnico de computadoras de Oakland, Michigan, fue acusado de delito al espiar el correo electrónico de su esposa, y deberá enfrentar una pena de cinco años de prisión. Mediante una computadora familiar de uso compartido, Leon Walker, de 33, ingresó a la cuenta de Gmail y descubrió que su pareja tenía una relación extramatrimonial.

Los mensajes de correo electrónico mostraban cómo Clara, la mujer de Walker, estaba teniendo una relación con su anterior marido, un hombre que había sido arrestado por golpearla delante de su hijo.

Ante esta situación, Walker se puso en contacto con el primer esposo de Clara, el padre del niño. “Hice lo adecuado, no quería exponer al menor a otra situación de violencia familiar”, dijo el técnico en declaraciones publicadas por Detroit Free Press .

Walker deberá enfrentar a un jurado en febrero, que dictaminará si es culpable y si debe enfrentar los cinco años de prisión. Por su parte, Clara Walker evitó realizar declaraciones ante la prensa y solicitó el divorcio.

La fiscal Jessica Cooper justificó la acusación contra Walker por sus habilidades para infringir la cuenta de correo electrónico de su esposa.

Si bien Clara Walter admitió que la computadora había sido comprada por Leon, aclaró que mantuvo en secreto el acceso a su cuenta de correo electrónico. Los abogados defensores se sorprendieron ante la acusación de delito que recibió su cliente.

“¿Cuál es la diferencia entre este caso y los padres que administran los perfiles de Facebook de sus hijos?”, dijo la abogada Deborah McKelvy.

Lo Pateó: Mató a su novio dándole golpes de arte marcial

Una mujer fue condenada ayer a 12 años de prisión por matar a su concubino mediante la aplicación de golpes de un arte marcial chino , en su casa de la localidad bonaerense de Grand Bourg, partido de Malvinas Argentinas.

Se trata de Mariana Lorena Bihurret, de 30 años, a quien el Tribunal Oral en lo Criminal 6 de San Martín, consideró penalmente responsable por el “ homicidio simple ” de Jorge Damián Acosta (24), aunque por ahora cumplirá la pena en su casa, debido a que tiene un hijo menor de cinco años.

Uno de los elementos de prueba más fuertes contra la mujer fue que la víctima tenía lesiones compatibles con los denominados “ tres golpes de la muerte ” que se enseñan en el “Kempo”, un arte marcial de origen chino desarrollado en Japón.

El veredicto unánime fue dado a conocer ayer por los jueces Javier Mariani, Patricia Toscano y Raúl Erhart. Los fiscales de juicio Raúl Sorracco y Ana María Armetta, habían solicitado una condena a prisión perpetua.

El crimen ocurrió en la madrugada del 8 de junio de 2006 en una casa Grand Bourg, en la zona noroeste del conurbano, donde vivían Bihurret y Acosta.

La noche anterior la pareja había ido a cenar a lo de unos amigos y unas horas después de que regresaran a la casa, a las tres de la madrugada, la mujer fue pedir auxilio a unos remiseros de una agencia cercana porque Acosta, según ella, “se había descompuesto”.

Cuando los remiseros entraron a la habitación de la pareja hallaron al hombre acostado en la cama, con los brazos a los costados e inmóvil. A simple vista no se advertía en Acosta rastros de sangre o hematomas.

Los remiseros lo llevaron al Hospital de José C. Paz, donde los médicos constataron que Acosta estaba muerto. La Justicia de San Martín comenzó a investigar las causas de la muerte y, en la primera autopsia, el forense descubrió que presentaba una fractura en la base del cráneo .

Estudios posteriores mostraron que la víctima presentaba una hematoma en la espalda, a la altura de los riñones, y otros golpes en distintas partes del cuerpo. Luego declaró el hermano de Acosta, quien contó que él y Bihurret aprendían “Kempo” y que el instructor les había enseñado a aplicar “los tres golpes de la muerte”.

El profesor ratificó esos dichos y precisó que esos golpes se aplican en la nuca, riñones y piernas.

Fue al ver que esos golpes coincidían con las lesiones descubiertas por los forenses en el cuerpo de Acosta, cuando los investigadores imputaron a Bihurret por el homicidio de su pareja.