Crimen de Angeles: afirman que el portero está “temeroso y abatido”

historias de terrorLuego de algunas ideas y venidas, el portero Jorge Mangeri (45) finalmente aceptó a los abogados particulares que le había conseguido su familia. “Hoy (por ayer) hubo una reunión de unos 40 minutos con él en el complejo de Ezeiza. Está muy temeroso, con mucho miedo y muy abatido”, le dijo a Clarín Marcelo Biondi, quien compartirá con Miguel Angel Pierri la defensa del hasta ahora único detenido por el crimen de Angeles Rawson (16).

Los abogados formalizarán la aceptación del cargo el lunes y recién entonces tendrán acceso al expediente. “Cuando leamos lo que hay en la causa definiremos la estrategia”, agregó Biondi, quien no descartó que Mangeripida declarar ante el juez tras haberse negado dos veces a hacerlo.

También ayer el padre de la víctima, Franklin Rawson, se presentó como querellante en el expediente. Su abogado será el ex fiscal Pablo Lanusse, quien se tomará el fin de semana largo para leer la causa.

Del resto de la familia de Angeles (su madre, el padrastro, sus hermanos y hermanastros) es poco lo que se sabe. Luego de su maratónica declaración ante la fiscal Paula Asaro del viernes pasado, partieron con rumbo desconocido. Recién ayer se vio al padrastro, Sergio Opatowski: el hombre fue junto a Jerónimo (el medio hermano mayor de Angeles) al departamento de Ravignani 2360 a buscar unas cañas, ya que es instructor de pesca con mosca. “No voy a decir nada”, cortó a los periodistas que lo interceptaron. Cuando se le preguntó qué sabía de la causa, contestó: “Ya se van a enterar”.

La reaparición fugaz de Opatowski casi coincidió con el momento en el que familiares y amigos del portero Mangeri se juntaron frente al mismo edificio para apoyarlo y clamar su inocencia. Con aplausos y carteles, unas 30 personas lideradas por el cuñado del encargado, Raúl, se mostraron ante las cámaras. “Esto es por la justicia y liberación de Jorge. No tendría que estar (detenido) mi cuñado jamás, nunca tendría que haber estado”, dijo el hombre. Las pancartas reclamaban “no más perejiles” y “justicia por Jorge, paz para ‘Mumi’ (por Angeles)”.

Pocas horas antes, en Tribunales, había declarado como testigo el portero suplente y habría desmentido a su colega en algunos puntos relacionados a su rutina en la última semana. Por ejemplo, dijo que no lo vio trabajando en el edificio de enfrente, como había declarado él.

En tanto, al portero acusado se le sacó sangre, pelos y saliva para trazar su perfil genético. Este será comparado con el ADN obtenido de las muestras biológicas extraídas de debajo de las uñas de Angeles. Los resultados, claves para la investigación, estarían listos recién la semana que viene. Según voceros, ya se habría establecido también que en la soga que se encontró en el cuello de la chica había ADN de un hombre; será otro de los materiales que serán cotejados con el detenido.

Por lo pronto, ayer trascendió que los hisopados realizados en los genitales de la víctima determinaron que la adolescente no había mantenido relaciones sexuales en las horas previas a su desaparición y muerte. Los análisis descartaron tanto la violación como el sexo consentido. Sin embargo, para los investigadores aún no está descartado que el motivo original del ataque que sufrió haya estado vinculado con lo sexual.

El Rito: Perpetua para el pai umbanda que descuartizó a sus dos mujeres

Lubrano (50), fue considerado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de San Isidro como autor de dos homicidios calificados: el de su concubina Diana Vanesa Puebla (29) en 2006 y el de su esposa María Teresa Colombo Van Rensburg (72) en 2008.   Lubrano fue condenado por los delitos de “homicidio calificado por ensañamiento” en el caso de Puebla, en concurso real con “homicidio doblemente calificado por el vínculo y por ensañamiento”, respecto del crimen de Colombo Van Rensburg, tal como lo solicitó en su alegato el fiscal del caso, Jorge Strauss.   Los jueces Gonzalo Aquino, Alberto Ortolani y María Elena Márquez consideraron como agravante “el desprecio de Lubrano por el género mujer”, según consta en la sentencia.   La investigación que derivó en la detención de Lubrano se inició el 23 de junio de 2008, cuando vecinos de la zona del arroyo Abra Vieja, del Delta de Tigre, vieron a la altura del muelle 365 una pantorrilla seccionada flotando que, según consta en el fallo, en principio confundieron con “un pescado” o “una pata de chancho”.

Detectives de la Sub DDI de Tigre relacionaron ese hallazgo con una denuncia por abandono de hogar presentada en una comisaría local por Lubrano, quien informaba no saber nada de su esposa, la veterinaria “Tesina” Colombo Van Rensburg, desde el 3 de ese mes.   Los pesquisas tomaron contacto con una hija de la mujer y luego con un hijo, que vive en Estados Unidos y trabaja en el Departamento de Estado de ese país, quienes contaron que su madre le temía a Lubrano, a quien ellos consideraban un “vividor”.

Mediante estudios de ADN se estableció que esa pierna izquierda -el único resto de la víctima que apareció-, pertenecía a la veterinaria desaparecida, por lo que la policía y el fiscal Strauss comenzaron a investigar a Lubrano como sospechoso.   En el juicio declaró el entonces jefe de la SubDDI Tigre, comisario Darío Lutte, quien explicó que averiguaron que dos años antes, el pai había estado en pareja con otra mujer desaparecida.   Esa desaparición fue vinculada luego con el hallazgo en 2006 de una cabeza dentro de una funda de almohadón “pescada” en el río Luján, en San Fernando, y de un cuerpo seccionado a la altura del cuello, los antebrazos y los pies, colocado en una bolsa marinera, en Benavídez, que estudios de ADN certificaron que eran de Puebla.   Si bien no había prueba científica o testigos directos de los asesinatos que comprometieran a Lubrano, el TOC 1 de San Isidro se basó en un cúmulo de indicios presentados por el fiscal Strauss para concluir en que el pai fue el autor de ambos crímenes.   Uno de los elementos valorados por los jueces fueron las múltiples versiones que Lubrano dio respecto del paradero de sus mujeres a las distintas personas que preguntaban por ellas.   En el caso de Puebla, Lubrano llegó a decir que se había fugado del país porque había practicado un aborto ilegal, que se había marchado a Paraguay a operarse los pechos, que se había ido a Brasil, que había muerto en un accidente en San Fernando o que había fallecido de cáncer en un hospital de La Plata.   Para los jueces también es llamativo que ambas mujeres se fueran abandonado lo que más querían: en el caso de Puebla a su hija de 9 años, y en el de Colombo, que era veterinaria y amante de los animales, sus perros.   Otra testigo clave del debate fue la última pareja que Lubrano tuvo antes de ser detenido, quien declaró que en varias ocasiones el pai la amenazó diciéndole: “Vos vas a aparecer muerta en el río como ésas”.

Además, el TOC 1 menciona que los cuchillos secuestrados en el templo de Lubrano en el Delta tienen las características para hacer los cortes “limpios y sin desgarros” que presentaban las víctimas al ser descuartizadas, según consta en las autopsias.   Durante el juicio, Lubrano formuló el insólito planteo de declarar con la única condición de que le inyecten una dosis de “pentotal sódico”, una droga conocida como “el suero de verdad” usada en medicina como anestésico y que en psiquiatría también se utilizó experimentalmente como agente hipnótico.   Lubrano pretendía ser interrogado en esas condiciones para que crean en su inocencia, pero los jueces rechazaron por unanimidad ese planteo y en el fallo explican que la defensa no aportó ninguna prueba que acredite la seriedad de este método.   El fallo conformó a los hijos de “Tesina” Colombo, quienes se encontraban en la sala, y a su abogado querellante, Luis Ricca, quien manifestó a la prensa su satisfacción por la condena.

Una mujer pagó $ 2.000 para que golpearan y violaran a su nuera

Estaba preparando el desayuno para ella y su nena cuando dos hombres aparecieron de golpe en la cocina y sin decir una palabra la atacaron a palazos y trompadas.

Una vez que la joven estaba casi inconsciente, la violaron y luego la quemaron con agua hirviendo.

Por el salvaje episodio ya había sido detenida la suegra de la víctima, acusada de haber planeado el ataque.

Ahora fue apresado uno de los agresores.

El ataque ocurrió en 2010 y la víctima Andreína Domínguez (en el momento del hecho tenía 27 años) estuvo cinco meses internada por la gravedad de las quemaduras. Fuentes policiales contaron que la suegra (64) de la víctima le había pagado 2.000 pesos al detenido y a un cómplice para que ataquen a la joven.

“Después de una investigación que incluyó seguimientos, escuchas telefónicas y la declaración de una testigo, el lunes logramos detener a un joven, de 27 años, apodado ‘Tomy’. Está acusado de abuso sexual, con ensañamiento y alevosía y lesiones graves”, explicó un investigador a Clarín.

El episodio ocurrió el 9 de septiembre de 2010 alrededor de las 10 de la mañana, en una casa de la calle Bolívar al 300, en Pilar. “Los hombres atacaron a Domínguez con mucha violencia, uno de ellos estaba encapuchado. Antes de irse, rociaron a la joven con alcohol para quemarla viva pero no pudieron ”, contó un jefe policial.

Domínguez, gravemente herida y totalmente desfigurada por las quemaduras sufridas, fue traslada al hospital de la zona, donde estuvo internada más de cinco meses. El caso empezó a ser investigado por el fiscal Gonzalo Acosta y la sub DDI de Pilar, a cargo del comisario Horacio Martínez.

“Lo primero que nos llamó la atención fue que la suegra estaba en su casa el día del ataque y que a ella no le hicieron nada. Encima, Domínguez declaró que vio que ella le dio una toalla a uno de los hombres que la atacaron para que se seque la cara ”, aseguraron las fuentes a Clarín.

La joven atacada, junto con su marido y la nena de la pareja (que ahora tiene 6 años), se había ido a vivir por un tiempo a la casa de su suegra, que está separada. En la parte de atrás del chalé vivía “Tomy”, con un primo que también está sospechado de participar de la agresión.

“Desde el día del ataque, ‘Tomy’, (que se dedicaba a vender artesanías y a hacer tatuajes) y su primo no volvieron a la casa. Luego apareció una testigo que contó que había visto a ‘Tomy’ el día del ataque y que tenía el cuerpo todo rasguñado” , contó un jefe policial.

Luego, los investigadores lograron triangular llamadas entre la suegra de la víctima, “Tomy” y su primo. Con esos datos, más algunas escuchas telefónicas, a fines de diciembre fue apresada la suegra de la chica violada. “ La mujer organizó el salvaje ataque sólo porque le tenía bronca a Domínguez y también porque ella misma estaba peleada con su hijo ”, recordó una de las fuentes.

Localizar a “Tomy” no fue fácil para los investigadores. Por su Facebook la Policía descubrió que trabajaba en un local de indumentaria skaters en el shopping de Pilar Point. Pero cuando los agentes fueron a buscarlo ya no trabajaba más en el lugar. “En el shopping conseguimos un celular del sospechoso. Fue entonces que una agente que hizo de carnada lo llamó y lo invitó a una cita que se realizó el lunes en el centro de Pilar . Allí fue atrapado”, contó una fuente.

La Policía sospecha que el otro hombre que atacó a Domínguez es el primo de “Tomy”. Pero para la Justicia todavía faltan pruebas para detenerlo.
Estaba Estaba preparando el desayuno para ella y su nena cuando dos hombres aparecieron de golpe en la cocina y sin decir una palabra la atacaron a palazos y trompadas.

Una vez que la joven estaba casi inconsciente, la violaron y luego la quemaron con agua hirviendo.

Por el salvaje episodio ya había sido detenida la suegra de la víctima, acusada de haber planeado el ataque.

Ahora fue apresado uno de los agresores.

El ataque ocurrió en 2010 y la víctima Andreína Domínguez (en el momento del hecho tenía 27 años) estuvo cinco meses internada por la gravedad de las quemaduras. Fuentes policiales contaron que la suegra (64) de la víctima le había pagado 2.000 pesos al detenido y a un cómplice para que ataquen a la joven.

“Después de una investigación que incluyó seguimientos, escuchas telefónicas y la declaración de una testigo, el lunes logramos detener a un joven, de 27 años, apodado ‘Tomy’. Está acusado de abuso sexual, con ensañamiento y alevosía y lesiones graves”, explicó un investigador a Clarín.

El episodio ocurrió el 9 de septiembre de 2010 alrededor de las 10 de la mañana, en una casa de la calle Bolívar al 300, en Pilar. “Los hombres atacaron a Domínguez con mucha violencia, uno de ellos estaba encapuchado. Antes de irse, rociaron a la joven con alcohol para quemarla viva pero no pudieron ”, contó un jefe policial.

Domínguez, gravemente herida y totalmente desfigurada por las quemaduras sufridas, fue traslada al hospital de la zona, donde estuvo internada más de cinco meses. El caso empezó a ser investigado por el fiscal Gonzalo Acosta y la sub DDI de Pilar, a cargo del comisario Horacio Martínez.

“Lo primero que nos llamó la atención fue que la suegra estaba en su casa el día del ataque y que a ella no le hicieron nada. Encima, Domínguez declaró que vio que ella le dio una toalla a uno de los hombres que la atacaron para que se seque la cara ”, aseguraron las fuentes a Clarín.

La joven atacada, junto con su marido y la nena de la pareja (que ahora tiene 6 años), se había ido a vivir por un tiempo a la casa de su suegra, que está separada. En la parte de atrás del chalé vivía “Tomy”, con un primo que también está sospechado de participar de la agresión.

“Desde el día del ataque, ‘Tomy’, (que se dedicaba a vender artesanías y a hacer tatuajes) y su primo no volvieron a la casa. Luego apareció una testigo que contó que había visto a ‘Tomy’ el día del ataque y que tenía el cuerpo todo rasguñado” , contó un jefe policial.

Luego, los investigadores lograron triangular llamadas entre la suegra de la víctima, “Tomy” y su primo. Con esos datos, más algunas escuchas telefónicas, a fines de diciembre fue apresada la suegra de la chica violada. “ La mujer organizó el salvaje ataque sólo porque le tenía bronca a Domínguez y también porque ella misma estaba peleada con su hijo ”, recordó una de las fuentes.

Localizar a “Tomy” no fue fácil para los investigadores. Por su Facebook la Policía descubrió que trabajaba en un local de indumentaria skaters en el shopping de Pilar Point. Pero cuando los agentes fueron a buscarlo ya no trabajaba más en el lugar. “En el shopping conseguimos un celular del sospechoso. Fue entonces que una agente que hizo de carnada lo llamó y lo invitó a una cita que se realizó el lunes en el centro de Pilar . Allí fue atrapado”, contó una fuente.

La Policía sospecha que el otro hombre que atacó a Domínguez es el primo de “Tomy”. Pero para la Justicia todavía faltan pruebas para detenerlo.
preparando el desayuno para ella y su nena cuando dos hombres aparecieron de golpe en la cocina y sin decir una palabra la atacaron a palazos y trompadas.

Una vez que la joven estaba casi inconsciente, la violaron y luego la quemaron con agua hirviendo.

Por el salvaje episodio ya había sido detenida la suegra de la víctima, acusada de haber planeado el ataque.

Ahora fue apresado uno de los agresores.

El ataque ocurrió en 2010 y la víctima Andreína Domínguez (en el momento del hecho tenía 27 años) estuvo cinco meses internada por la gravedad de las quemaduras. Fuentes policiales contaron que la suegra (64) de la víctima le había pagado 2.000 pesos al detenido y a un cómplice para que ataquen a la joven.

“Después de una investigación que incluyóEstaba preparando el desayuno para ella y su nena cuando dos hombres aparecieron de golpe en la cocina y sin decir una palabra la atacaron a palazos y trompadas.

Una vez que la joven estaba casi inconsciente, la violaron y luego la quemaron con agua hirviendo.

Por el salvaje episodio ya había sido detenida la suegra de la víctima, acusada de haber planeado el ataque.

Ahora fue apresado uno de los agresores.

El ataque ocurrió en 2010 y la víctima Andreína Domínguez (en el momento del hecho tenía 27 años) estuvo cinco meses internada por la gravedad de las quemaduras. Fuentes policiales contaron que la suegra (64) de la víctima le había pagado 2.000 pesos al detenido y a un cómplice para que ataquen a la joven.

“Después de una investigación que incluyó seguimientos, escuchas telefónicas y la declaración de una testigo, el lunes logramos detener a un joven, de 27 años, apodado ‘Tomy’. Está acusado de abuso sexual, con ensañamiento y alevosía y lesiones graves”, explicó un investigador a Clarín.

El episodio ocurrió el 9 de septiembre de 2010 alrededor de las 10 de la mañana, en una casa de la calle Bolívar al 300, en Pilar. “Los hombres atacaron a Domínguez con mucha violencia, uno de ellos estaba encapuchado. Antes de irse, rociaron a la joven con alcohol para quemarla viva pero no pudieron ”, contó un jefe policial.

Domínguez, gravemente herida y totalmente desfigurada por las quemaduras sufridas, fue traslada al hospital de la zona, donde estuvo internada más de cinco meses. El caso empezó a ser investigado por el fiscal Gonzalo Acosta y la sub DDI de Pilar, a cargo del comisario Horacio Martínez.

“Lo primero que nos llamó la atención fue que la suegra estaba en su casa el día del ataque y que a ella no le hicieron nada. Encima, Domínguez declaró que vio que ella le dio una toalla a uno de los hombres que la atacaron para que se seque la cara ”, aseguraron las fuentes a Clarín.

La joven atacada, junto con su marido y la nena de la pareja (que ahora tiene 6 años), se había ido a vivir por un tiempo a la casa de su suegra, que está separada. En la parte de atrás del chalé vivía “Tomy”, con un primo que también está sospechado de participar de la agresión.

“Desde el día del ataque, ‘Tomy’, (que se dedicaba a vender artesanías y a hacer tatuajes) y su primo no volvieron a la casa. Luego apareció una testigo que contó que había visto a ‘Tomy’ el día del ataque y que tenía el cuerpo todo rasguñado” , contó un jefe policial.

Luego, los investigadores lograron triangular llamadas entre la suegra de la víctima, “Tomy” y su primo. Con esos datos, más algunas escuchas telefónicas, a fines de diciembre fue apresada la suegra de la chica violada. “ La mujer organizó el salvaje ataque sólo porque le tenía bronca a Domínguez y también porque ella misma estaba peleada con su hijo ”, recordó una de las fuentes.

Localizar a “Tomy” no fue fácil para los investigadores. Por su Facebook la Policía descubrió que trabajaba en un local de indumentaria skaters en el shopping de Pilar Point. Pero cuando los agentes fueron a buscarlo ya no trabajaba más en el lugar. “En el shopping conseguimos un celular del sospechoso. Fue entonces que una agente que hizo de carnada lo llamó y lo invitó a una cita que se realizó el lunes en el centro de Pilar . Allí fue atrapado”, contó una fuente.

La Policía sospecha que el otro hombre que atacó a Domínguez es el primo de “Tomy”. Pero para la Justicia todavía faltan pruebas para detenerlo.
seguimientos, escuchas telefónicas y la declaración de una testigo, el lunes logramos detener a un joven, de 27 años, apodado ‘Tomy’. Está acusado de abuso sexual, con ensañamiento y alevosía y lesiones graves”, explicó un investigador a Clarín.

El episodio ocurrió el 9 de septiembre de 2010 alrededor de las 10 de la mañana, en una casa de la calle Bolívar al 300, en Pilar. “Los hombres atacaron a Domínguez con mucha violencia, uno de ellos estaba encapuchado. Antes de irse, rociaron a la joven con alcohol para quemarla viva pero no pudieron ”, contó un jefe policial.

Domínguez, gravemente herida y totalmente desfigurada por las quemaduras sufridas, fue traslada al hospital de la zona, donde estuvo internada más de cinco meses. El caso empezó a ser investigado por el fiscal Gonzalo Acosta y la sub DDI de Pilar, a cargo del comisario Horacio Martínez.

“Lo primero que nos llamó la atención fue que la suegra estaba en su casa el día del ataque y que a ella no le hicieron nada. Encima, Domínguez declaró que vio que ella le dio una toalla a uno de los hombres que la atacaron para que se seque la cara ”, aseguraron las fuentes a Clarín.

La joven atacada, junto con su marido y la nena de la pareja (que ahora tiene 6 años), se había ido a vivir por un tiempo a la casa de su suegra, que está separada. En la parte de atrás del chalé vivía “Tomy”, con un primo que también está sospechado de participar de la agresión.

“Desde el día del ataque, ‘Tomy’, (que se dedicaba a vender artesanías y a hacer tatuajes) y su primo no volvieron a la casa. Luego apareció una testigo que contó que había visto a ‘Tomy’ el día del ataque y que tenía el cuerpo todo rasguñado” , contó un jefe policial.

Luego, los investigadores lograron triangular llamadas entre la suegra de la víctima, “Tomy” y su primo. Con esos datos, más algunas escuchas telefónicas, a fines de diciembre fue apresada la suegra de la chica violada. “ La mujer organizó el salvaje ataque sólo porque le tenía bronca a Domínguez y también porque ella misma estaba peleada con su hijo ”, recordó una de las fuentes.

Localizar a “Tomy” no fue fácil para los investigadores. Por su Facebook la Policía descubrió que trabajaba en un local de indumentaria skaters en el shopping de Pilar Point. Pero cuando los agentes fueron a buscarlo ya no trabajaba más en el lugar. “En el shopping conseguimos un celular del sospechoso. Fue entonces que una agente que hizo de carnada lo llamó y lo invitó a una cita que se realizó el lunes en el centro de Pilar . Allí fue atrapado”, contó una fuente.

La Policía sospecha que el otro hombre que atacó a Domínguez es el primo de “Tomy”. Pero para la Justicia todavía faltan pruebas para detenerlo.