El cine que se viene!

antmanmovieteasingwallpLa mayoría de los espectadores de cine decide qué película verá a pocos pasos de la ventanilla de venta de entradas. Otros quizás elijan el film unos pocos días antes, los jueves después de leer las críticas de los estrenos o luego de ver una promoción televisiva que les llamó la atención. Pero están los cinéfilos: seguidores muy organizados que esperan ansiosos el anuncio de las fechas de lanzamiento de sus películas favoritas y allí están, firmes en sus butacas, la semana de estreno, listos para entregarse a su pasión. Sin embargo, ni siquiera ellos pueden estar seguros de la película que verán el año que viene a esta misma hora y, mucho menos, si tendrán disponible el 18 de junio de 2015 para asistir al estreno de la última invención de Pixar o si el 9 de junio de 2016 podrán ver una nueva entrega de la saga de Spider Man . Pero aunque no haya memoria que dé abasto o calendario que alcance para anotar futuros estrenos, los estudios de Hollywood acaban de salir a conquistar el futuro.

Como colonizadores de lo que vendrá, los productores de los tanques cinematográficos de alcance global se dieron cuenta de que la pelea por la taquilla es cada vez más despiadada y que la clave para ganarla es estrenar las películas más caras en la fecha correcta, cuando los espectadores están más dispuestos a pagar onerosas entradas.

El negocio manda. Si un film costó más de 150 millones de dólares, una cifra estándar para las películas animadas y las historias de superhéroes, la única manera de que los productores recuperen su inversión es estrenarlo durante la temporada alta, de mayo a fines de julio, con un último pico hacia el final del año. Un recorte de tiempo limitado que todos los estudios quieren acaparar porque aunque no existe ningún compromiso contractual que les impida estrenar sus films el mismo día, lo cierto es que la regla no escrita en Hollywood es que la prioridad es del primero que planta bandera en el calendario. Por eso, todos empezaron a reservar sus lugares. Así, en pocos días, la agenda se completó hasta 2018. No importa que todavía no se haya escrito ni una línea del guión ni filmado un cuadro; lo que en verdad importa es saber que el 28 de junio de 2018 el mundo entero podrá disfrutar de un nuevo film de animación de Fox.

Como todo negocio muchas veces multimillonario, el de la industria del cine requiere una cuidadosa planificación y proyección a futuro, un modo de mantener las ganancias para subsistir y de afrontar proyectos prestigiosos y aun menos taquilleros, de esos cuyo éxito se mide no tanto en ingresos en dólares como en cantidad de premios Oscar.

La ciencia de producir películas taquilleras es todo menos exacta y, aunque se reserven las mejores fechas para los lanzamientos globales, no todos los films con vocación de tanques resultan serlo. En una industria cuyo éxito depende del gusto de una audiencia planetaria, los pronósticos son siempre inciertos y lo único que les queda a los estudios es confiar en que una fórmula que funcionó este año sea igualmente efectiva la temporada siguiente. Y el próximo, también. Así, mientras los films protagonizados por superhéroes (The Avengers: Los vengadores, Iron Man 3 y El hombre de acero) consigan llevar un público masivo a las salas, es seguro que ese tipo de película se seguirá produciendo.

El resultado es una cartelera homogénea, integrada por secuelas, precuelas y hasta relanzamientos de personajes ya conocidos y probados, que son presentados en eventos cinematográficos de enormes presupuestos. Y, claro, la consecuencia es su contratara: un cine dispuesto a tomar riesgos creativos muy limitados. Una evidencia que hasta puso en estado de alerta máxima a Steven Spielberg (ET, el extraterrestre, Jurassic Park, Indiana Jones) y George Lucas (La guerra de las galaxias), padres fundadores de un cine comercial (y “pochoclero”) que ya no tiene, según ellos mismos se encargaron de precisar, el espíritu de otros tiempos.

Reunidos en una conferencia universitaria en California, ambos advirtieron sobre los peligros de una industria que está al borde de la “implosión”. De acuerdo con la opinión de Spielberg, la catástrofe es inevitable: “Eventualmente media docena de películas de unos 250 millones de dólares fracasarán en la taquilla y alterarán la industria para siempre. Después de eso, o tal vez un poco antes, se cobrarán precios diferenciados en las entradas de cine. Para ver el próximo Iron Man vas a pagar 25 dólares y para Lincoln pagarás 7”, pronosticó.

“El alto costo de la promoción de las películas y la necesidad de hacerlas accesibles a la mayor cantidad de público posible hacen que los estudios terminen ignorando a las audiencias de nicho. Nuestros films más recientes casi no llegan a estrenarse en los cines. Estamos diciendo que Steven Spielberg y George Lucas no pueden lograr que sus películas consigan salas para su exhibición”, se lamentó el creador de La guerra de las galaxias, que el año pasado le vendió a Disney su célebre estudio, LucasFilm, y todos los derechos de la gran saga galáctica. Así, tal vez en algún momento de 2015, para cuando ya está anunciado el estreno del Episodio VII de La guerra de las galaxias, que dirigirá J.J. Abrams, Lucas deba pelearle un espacio en la cartelera a una película que es hija de su propia creación original. Y ése será sólo el principio. Según se anunció hace pocos meses, a partir de 2015 Disney planea estrenar anualmente una película dedicada al universo de La guerra de las galaxias, al menos hasta 2019, cuando se completaría la nueva trilogía que comenzará con el Episodio VII.

Puede que los pronósticos agoreros de la dupla Spielberg

Lucas suenen exagerados, aunque es difícil encontrar en Hollywood a dos personas más autorizadas en la materia. Lo cierto es que los primeros balances de la temporada 2013 parecen confirmar sus temores. El Llanero Solitario y Titanes del Pacífico, dos de los tanques de mayor presupuesto estrenados en este primer semestre, no cumplieron con las expectativas de recaudación global y, casualmente, fueron los únicos en su tipo que no eran continuaciones de éxitos pasados. Aunque basado en un personaje clásico de la radio y la televisión norteamericanas, luego exportado al resto del mundo, el film protagonizado por Johnny Depp pretendía iniciar una nueva serie, lo mismo que la película de Guillermo del Toro, un director que consiguió contar una historia tan personal como entretenida, una rareza -aunque no la única- en el universo de la industria cinematográfica. Esa que, más allá de los peligros de saturación que empieza a exhibir el mercado, los presupuestos gigantes y las historias cada vez más parecidas a sí mismas, ya tiene sus ojos puestos en el futuro.

LA AGENDA DEL CINE QUE VIENE

Los grandes tanques que llegarán en los próximos cinco años

2014

  • 4 de abril. Capitán América: el soldado del invierno
  • 2 de mayo. El sorprendente Hombre Araña 2
  • 30 de mayo. The Good Dinosaur (Pixar)
  • 13 de junio. Comando especial 2
  • 20 de junio. Cómo entrenar a tu dragón 2
  • 27 de junio. Transformers
  • 16 de diciembre. The Hobbit: There and back again. Cierre de la trilogía

2015

  • 27 de marzo. Los pingüinos de Madagascar
  • 19 de junio. Nuevo proyecto de Pixar
  • 6 de noviembre. El nuevo superhéroe de Marvel en llegar a la gran pantalla, Ant Man.
  • 25 de noviembre. Buscando a Dory, secuela de Buscando a Nemo
  • La guerra de las galaxias. Episodio VII
  • Mumbai Musical
  • The Avengers: Los vengadores 2
  • Batman y Superman

2016

  • 4 de marzo. Proyecto de animación de Disney
  • 18 de marzo. Kung Fu Panda 3
  • 6 de mayo. Proyecto Marvel
  • 10 de junio. El sorprendente Hombre Araña 3
  • 17 de junio. Cómo entrenar a tu dragón 3
  • 17 de junio. Proyecto Pixar
  • 1° de julio. Angry Birds

2017

  • 5 de mayo. Proyecto Marvel
  • 16 de junio. Proyecto Pixar
  • 22 de noviembre. Proyecto Pixar
  • La guerra de las Galaxias. Episodio VIII

2018

  • 9 de marzo. Proyecto animación de Disney
  • 4 de mayo. El sorprendente Hombre Araña 4
  • 15 de junio. Proyecto Pixar

2019

 

  • La guerra de las galaxias. Episodio IX
Advertisements

Ciencia: Ya es posible clonar a un ser humano

bebe-clonacionLa reproducción de embriones humanos en platos de cultivo es una perspectiva científica que con un ojo vigila la ética y con el otro atiende a la moral. La pregunta que muchos expertos se hacen es, si ya se duplican las células de una persona con éxito, ¿el siguiente paso es clonarla por completo?

La posibilidad de reprogramar células de piel humana para que actúen como células madre, es la autopista que se comunica con la medicina regenerativa y el atajo para desembocar en la paradoja de clonar el cuerpo y la mente.

Con las evidencias apoyadas sobre la mesa,los expertos coinciden en que es biológicamente posible clonar a un individuo. Pero como toda nueva técnica que requiere de un aprendizaje, lo que se estaría desechando en cada intento fallido sería material humano.

La clonación es el proceso por el cual se consigue de forma asexual, crear individuos genéticamente idénticos. Como explica Sergio Ghio, de la cátedra de Genética de la Facultad de Agronomía (UBA), “la fórmula que se emplea es similar a la que se usó para la oveja Dolly, en 1996. Se toma una célula somática (ni esperma ni óvulo) y el interrogante que se planteó es si, a partir de esa célula del cuerpo, se podrían encender todos los genes para generar un organismo. Con los humanos, la clave está en dar con la combinación de sustancias para que se enciendan todos los genes y, además, no se mueran. Haciendo las pruebas de rigor correspondientes, debería funcionar”.

Y agrega: “El procedimiento consiste en dejar que esta célula cultivada se divida durante 5 días, ya que todavía no está preparada para anidar en el endometrio. Si implantás ese blastocisto (embrión de 5/6 días) en el útero de una madre preparada, crecerá un humano. El tema es que nadie puede garantizar que será genéticamente idéntico al donante de la célula a la cual se extrajo el núcleo.

La cuestión es para qué puede servir un clon. Y mientras surgen las teorías más descabelladas, al final, la ciencia termina por superar cualquier fantasía de la ficción”, resume Ghio.

Sobre esta puerta que se abre, Daniel Salamone, investigador del Conicet y director del Laboratorio de Biotecnología Animal de la Facultad de Agronomía de la UBA afirma que “sí, es posible clonar humanos, la pregunta es para qué. No existe una razón que lo justifique, como en el caso de los animales, en los que se demostró enormes ventajas. Además de las cuestiones éticas, aún hay problemas no resueltos como las perdidas embrionarias durante las preñeces. En humanos se sumarían condicionamientos psicológicos: es fácil suponer el efecto de tener un gemelo muchos años mayor”.

Como en toda disputa revestida por una corteza ética, están quienes opinan que la clonación constituye una ruptura con las relaciones entre la identidad genética y la personal, y quienes la consideran un avance más entre tantos.

Incluso Shoukhrat Mitalipov, el Investigador de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón (EE.UU.), que clonó células humanas hace unas semanas, dijo en una entrevista que si se resuelven todos los problemas y se demuestra que se pueden reproducir humanos, como ocurre con la fecundación in vitro (FIV), es la sociedad quien debe decidir si eso se justifica, ya que considera que no es el rol del científico determinar estas cuestiones. Algunos están de acuerdo con la clonación para sustituir a un hijo perdido o, más perversamente, para ver crecer a su padre desde pequeño. “Si el inconveniente es no poder concebir un hijo, en un futuro no tan lejano, es probable que se puedan obtener gametos en el laboratorio a través de la tecnología que recién empieza a utilizarse en animales”, apunta Salamone.

Desde el aspecto jurídico, muchos países entienden que un clon no puede ser considerado persona, ya que para ser humano debe poseer la cualidad predominante de ser único e irrepetible. Y debe tener su origen en la fecundación de un óvulo, lo que no ocurre con la clonación. Sobre el comportamiento social del clon, abundan las suposiciones. Mientras que sus características serán idénticas en un 99% a las del ser originario, esto no se repetirá en el aspecto psicológico y su conducta puede ser diferente.

“A través de la observación en diferentes grupos de animales se vio que el primer clon nacido, por los cuidados que recibe, es más manso y menos arisco que los nacidos después. Eso demuestra que no sólo lo constituye la genética, sino que influye cómo fue tratado o dónde se crió”, concluye Salamone.

Cine “La chica del dragon tatuado”: ¿El feminismo de Stieg Larsson tenía límites culturales?

Cuando Rooney Mara, protagonista de La chica del dragón tatuado , insinuó que Lisbeth Salander no era feminista, la mujer de Stieg Larsson la hizo callar. “¿Acaso ella sabe en qué película ha estado?” preguntó Eva Gabrielsson, que compartió gran parte de la vida de Larsson, hasta que él murió, en 2004. “¿Acaso ha leído los libros? ¿Acaso ha estudiado su obra?”, dijo. Las preguntas eran retóricas. Para Gabrielsson, Mara era una superstar de Hollywood, ignorante como todas. Si se hubiera tomado el trabajo de comprender la novela antes de interpretar a su heroína, se habría dado cuenta de que “Salander representa una resistencia, una resistencia activa ante los mecanismos que hacen que las mujeres no avancen en este mundo, y –en el peor de los casos– sufran el abuso, como ella lo sufrió”. Yo no pretendo que las novelas sean tratados feministas. Como la mayoría de los thrillers, las novelas de Larsson se basan en argumentos que parecen cada vez más absurdos a medida que se leen. Tal vez Salander pueda haber sido víctima de violación, pero se convierte en una supermujer que enfrenta y golpea a los “Ángeles del Infierno” y vacía las cuentas bancarias de un plutócrata corrupto. Mikael Blomkvist, el periodista pobre y de mediana edad que ayuda a Salander, es un Don Juan políticamente correcto, tan carismático que ni siquiera necesita persuadir a una multitud de bellas mujeres para que compartan su cama. A pesar de todo eso, el feminismo confiere un extraño poder a estas novelas. La persistencia del abuso de las mujeres perpetrado por los hombres, y la expectativa que ellos tienen de que todo podrá seguir igual explican los crímenes y también la decisión de los héroes de resolverlos. Hay algo estremecedor en la idea de que los thrillers de la última década, que son bestsellers, han sido escritos por un raro ejemplar de la modernidad: un hombre de extrema izquierda y feminista. Pero Larsson no era un feminista, o al menos no era un feminista consecuente. Escribió con verdadera rabia sobre la opresión de las mujeres de piel blanca. Y cuando otros trataron de hacer lo mismo escribiendo sobre la opresión de las mujeres de piel oscura, él los tildó de racistas . Larsson suspendió la escritura de la trilogía Millennium para intervenir en el debate sobre los asesinatos de dos mujeres kurdas en Suecia “por cuestiones de honor” (asesinatos cometidos por las familias de las víctimas, que consideran que ellas los han “deshonrado”). Lejos de dolerse por el sufrimiento de esas mujeres, Larsson y su coautor dijeron que quienes hacían campaña en defensa de los derechos de las mujeres en comunidades inmigrantes querían “presentar a todos los inmigrantes hombres como representantes de una actitud única y homogénea hacia las mujeres”. Si lo único que Larsson quería decir era que los derechos de las mujeres deben ser defendidos, independientemente del color o la religión, nadie hubiera podido contradecirlo . Pero él estuvo más cerca de afirmar lo opuesto. Creer que los sistemas legales occidentales, con todas sus fallas, son preferibles a los casamientos forzados, los tribunales religiosos, (donde el testimonio de una mujer vale la mitad que el de un hombre) y la muerte por lapidación de las mujeres adúlteras basta para ser considerado un “extremista de derecha”. En una caída en la paranoia, Larsson acusó a quienes discrepaban con él de estar preparándose para desencadenar “fuerzas de operaciones especiales, dispuestas a iniciar la limpieza étnica.” Lea usted la trilogía o vea la película y podrá rastrear las creencias de Larsson por sus errores de omisión. Incluyen todas las variedades de violencia masculina contra las mujeres, excepto la violencia inspirada por la misoginia religiosa y cultural . Larsson fue también un hombre valiente, que enfrentó las amenazas de los nazis escandinavos. El hecho de que de vez en cuando propagara ideas brutales en sus panfletos políticos no modifica sus antecedentes antifascistas ni invalida su obra literaria. Lamentablemente, la idea de que el antirracismo exalta el feminismo está instalada en toda la clase media europea liberal y tiene un arraigo muy especial en la izquierda liberal británica. Sus partidarios no se dan cuenta de que están comportándose como los racistas a los que pretenden oponerse. El año pasado, miembros de la Organización Británica, Iraní y Kurda por los Derechos de la Mujer, que no está compuesta por los “extremistas de extrema derecha”, dieron detalles de miles de amenazas, raptos, secuestros, ataques con ácido, golpizas, matrimonios forzosos, mutilaciones y asesinatos que los hombres han inflingido a las mujeres musulmanas y ex musulmanas. Si las víctimas hubieran sido blancas, la izquierda se hubiera enfurecido. Cuando Rooney Mara dijo que ella no creía que la Salander de Larsson fuera feminista, advertí que no era una celebridad frívola.

Tendencia: Ellas se aburren “más rápido” del sexo que sus parejas

Sí, a la mayoría de las mujeres heterosexuales les gusta estar en relaciones monogámicas y duraderas con sus respectivos hombres. Pero un estudio realizado en Ontario, Canadá, demostró que son las primeras en “aburrirse” en el plano íntimo.
Al parecer, se podría medir el deseo sexual de una mujer con sólo considerar cuánto tiempo lleva en pareja, informó el sitio inglés Daily Mail. El estudio que lo demuestra fue publicado en la revista médica Journal of Sex & Marital Therapy y refleja la evolución de la vida íntima de 85 parejas heterosexuales.
El deseo sexual femenino decrece con el paso de cada mes dentro de la relación, según especificó la doctora Sarah Murray, líder de la investigación de la Universidad de Guelph, en Ontario. Cada participante de la experiencia tuvo que calificar su necesidad de intimidad en el rango de 1.2 a 6.0.
Los números fueron ingresados en dos tablas, una para mujeres y otra para los hombres. Los datos reflejaron que la curva de deseo sexual femenino baja 0.2 cada mes, lo que demuestra que la rutina puede ser el peor enemigos de las mujeres en sus relaciones.
Así, las relaciones sentimentales duraderas son el resultado de un deseo sexual bien mantenido más que de una satisfacción en el dormitorio.
Los niveles de deseo también varían por las hormonas femeninas y masculinas, pero mientras los hombres son constantes en su fijación con una mujer, a ellas las “distrae” cosas como la crianza de los hijos.
Una mujer puede ser feliz en una relación sentimental donde no falte ni el compañerismo ni la comunicación, pero también es necesario mantener la llama del deseo prendida, con innovaciones y creatividad en la cama.

Hay un sólo detalle en el estudio que no quedó claro, según explicó Murray: “Los hombres pueden ser más reacios a admitir que tienen menos deseo sexual si se tienen en cuenta que los parámetros de masculinidad están en contra de eso”, señaló.

Entoces, ¿realmente son sólo ellas las que necesitan “más creatividad”?

Un estudio revela que la gente inteligente no cree en Dios

Creer en Dios es algo muy personal. Pero eso no significa que la ciencia no pueda estudiar el fenómeno. Ahora, según un profesor de la  Universidad de Ulster, llamado Richard Lynn, las personas con un coeficiente intelectual más alto son menos propensas a considerar la posibilidad de algo suprahumano.
De hecho, Lynn asegura que la gran baja que tuvo la creencia en las diferentes religiones está directamente relacionado al aumento de la inteligente de la población mundial. Como no podía ser de otra manera, los que están en contra de este estudio salieron a criticarlo y lo catalogaron de “simplista”.
Lynn, quien generó una gran controversia, explica que los académicos son menos propensos a creer en Dios si se los compara con la mayor parte de las personas que no lo  son. Una encuesta que hizo entre los miembros de la Royal Society  demostró que sólo el 3.3% eran creyentes mientras que el 68.5% de la  sociedad de Reino Unido se cataloga como creyente. Una encuesta separada que fue realizada a fines de los 90s reveló que sólo el 7% de los  integrantes de la American National Academy of Sciences creía en Dios.
El profesor Gordon Lynch, director del Centro para la Religión y la Sociedad Contemporánea en el  Birkbeck College de Londres, comentó que no tuvo en cuenta una compleja  gama de factores sociales, económicos e históricos: “Vincular las creencias religiosas y la inteligencia de esta manera podría reflejar una tendencia peligrosa, el desarrollo de una caracterización simplista de la religión como algo primitivo, al mismo tiempo que estamos tratando de hacer frente a  problemas muy complejos de pluralismo religioso y cultural, tal vez no  sea la respuesta más útil”.
Mientras que Alistair McFadyen, profesor de teología cristiana en la Universidad de Leeds, aseguró que  la investigación posee “un ligero matiz de imperialismo cultural de  Occidente, así como un sentimiento anti-religioso”.
Finalmente David Hardman, jefe de desarrollo del aprendizaje en la London Metropolitan University está un poco más en el medio de la cuestión: “Es muy difícil llevar a  cabo verdaderos experimentos para explicar una relación causal entre el  coeficiente intelectual y las creencias religiosas. Sin embargo, hay evidencia de que el dominio de mayores niveles de inteligencia estarían asociados a una mayor capacidad, o quizás voluntad, lo que permitiría cuestionar y derribar a las instituciones más fuertes”.

Milagro Peniano: Se viene el nuevo preservativo impregnado con “viagra”

En lo que podría convertirse en toda una revolución sexual, el nuevo preservativo con “viagra” promete erecciones más prolongadas. Su secreto: viene impregnado con una sustancia vasodilatadora. El profiláctico es de color azul, en clara alusión a las pastillas de viagra.

Al desenrollar el hule, el pene entra en contacto con la dosis farmacológica depositada en el extremo interior del condón. Con este gel se incrementa el flujo sanguíneo del pene, lo que en principio provocaría una mayor firmeza del miembro y una erección duradera.

En lugar del Sildenafilo (viagra), la droga utilizada es Zanifil , que se basa en la química de la nitroglicerina, empleada para tratar el dolor en el pecho e insuficiencia cardíaca desde el siglo 19. Esta sustancia ensancha los vasos sanguíneos mediante la relajación de los músculos, aumentando el flujo de sangre.

Otra ventaja con respecto al Sildenafilo es su administración. El hecho de ser local, en lugar de por vía oral, haría que tenga muchos menos efectos secundarios . Además, la novedad podría hacer que más gente use preservativos, lo que sería una gran contribución para la lucha contra el Sida.

El nuevo profiláctico azul se comercializará dentro de la gama de productos de la marca Durex, que gozan de gran popularidad en Europa. En esta línea también están los Retardantes , que con una base de benzocaína ayudan a controlar el orgasmo. Uno de los más populares es Fuego , con lubricante térmico.

El condón viagra es el resultado de una larga investigación realizada por expertos médicos de la empresa británica de biotecnología Futura Médica.

Los resultados se evaluaron en un estudio comparativo. Según la empresa, “los voluntarios preferían el nuevo preservativo. Un porcentaje importante de hombres reportó mayor erección y gran parte de las mujeres aseguraba que su experiencia sexual había sido más duradera”.

De acuerdo a fuentes de la Unión Europea, las autoridades sanitarias podrían clasificar al producto como artefacto médico de Clase III, lo que permitiría su venta como un preservativo convencional. Resta todavía determinar cuál es la frecuencia de uso recomendable y sus contraindicaciones.

Además del gel Zanifil para ayudar a las erecciones, Futura está desarrollando un spray que ayuda a retrasar la eyaculación, y que se espera que llegue a las tiendas de Estados Unidos el año que viene gracias a una alianza con el fabricante de condones australiano Ansell.

La fecha del fin del mundo, ¿se acerca?: Una nueva pista aclararía la profecía de los mayas para 2012

2012Un grupo de investigadores y arqueólogos mexicanos descubrió un nuevo indicio de la profecía del pueblo Maya sobre el supuesto fin del mundo, que fue señalado entre el 21 y 23 de diciembre de 2012. Se trata de una losa o ladrillo tallado que data de hace 1300 años.
El hallazgo se produjo en la localidad de Comalcalco, en la región de Tabasco, informó el sitio español ABC.es. En ese mismo estado mexicano se encontró el monumento de Tortuguero, donde los científicos dieron con la inscripción de la profecía original sobre el fin del mundo.
La noticia de la nueva pista sobre el apocalipsis maya de 2012 fue anunciada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), desde donde el vocero Arturo Méndez señaló que el “ladrillo de Comalcalco” había sido encontrado hace años.
Por ahora el ladrillo no está en exposición para el público, sobre todo porque continúa la polémica entre los científicos sobre la veracidad de su incripción y lo que implica. “Algunos lo han propuesto como otra referencia a 2012, aunque yo sigo sin estar convencido”, expresó el especialista en epigrafía maya David Stuart, de la Universidad de Texas, en Austin.
Para Stuart, “es una ronda del calendario, una combinación de un día y mes que se repetirá cada 52 años”, por lo que no es relevante para el caso. Según los mayas, el calendario empezó el año 3.114 a.C. y se divide en períodos denominados “baktunes”.
El meollo del asunto está en la traducción de los dos mensajes: en el primero hay una clara referencia al futuro, pero en el del “ladrillo” las palabras podrían describir un evento del pasado.
“No hay razón para que no pudiera ser también una fecha del tiempo antiguo, describiendo algún evento histórico importante en el periodo Clásico. De hecho, el tercer glifo en el ladrillo parece leerse como el verbo huli, ‘el/ella/ello llega'”, señaló Stuart.
“No hay tiempo futuro (a diferencia de la frase de Tortuguero), lo que para mí apunta más a que la fecha de Comalcalco es más histórica que profética”, explicó el especialista.
Según la mitología maya, el 13 era un número sagrado y el decimotercer “baktún” terminará entre el 21 y el 23 de diciembre de 2012.