La violencia contra la mujer, un problema de salud global

La violencia física o sexual es un problema de salud pública que afecta a más de un tercio de todas las mujeres a nivel mundial, según un nuevo informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y el Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica.

El informe, Estimaciones mundiales y regionales de la violencia contra la mujer: prevalencia y efectos de la violencia conyugal y de la violencia sexual no conyugal en la salud, es el primer estudio sistemático de los datos mundiales sobre la prevalencia de la violencia contra las mujeres, ejercida tanto por la pareja como por otras personas. Cerca del 35% de todas las mujeres experimentarán hechos de violencia ya sea en la pareja o fuera de ella en algún momento de sus vidas. El estudio revela que la violencia de pareja es el tipo más común de violencia contra la mujer, ya que afecta al 30% de las mujeres en todo el mundo.

En América el 29,8% de las mujeres han sido víctimas de violencia física y/o sexual ejercida por parte de su pareja, y el 10,7% ha sufrido violencia sexual por alguien fuera de la pareja.

El estudio destaca la necesidad de que todos los sectores se comprometan en eliminar la tolerancia de la violencia contra las mujeres y en dar mejor apoyo a las mujeres que la sufren. Las nuevas guías de práctica clínica de la OMS, presentadas junto a este informe, tienen por objetivo ayudar a los países a mejorar la capacidad de su sector de la salud en responder a la violencia contra las mujeres.

IMPACTO EN LA SALUD FÍSICA Y MENTAL

El informe de la OMS detalla el impacto de la violencia sobre la salud física y mental de mujeres y niñas. Este impacto puede ir desde huesos rotos hasta complicaciones vinculadas a embarazos, problemas mentales y un deterioro en el funcionamiento social.

“Estos hallazgos envían un mensaje poderoso: que la violencia contra las mujeres es un problema de salud mundial de proporciones epidémicas”, señaló la doctora Margaret Chan, Directora General de la OMS. “También vemos que los sistemas de salud del mundo pueden y deben hacer más por las mujeres que sufren violencia”, afirmó.

Las principales conclusiones del informe en cuanto a los impactos en la salud por la violencia ejercida por la pareja fueron:

 

  • Muerte y lesiones – El estudio encontró que a nivel mundial, el 38% de todas las mujeres asesinadas fueron asesinadas por sus parejas, y el 42% de las mujeres que han experimentado violencia física o sexual a manos de su pareja resultaron lesionadas.
  • Depresión – La violencia conyugal contribuye de manera importante a los problemas de salud mental de las mujeres, en tanto las mujeres que han sufrido violencia de pareja tienen casi el doble de probabilidades de sufrir depresión en comparación con las que no padecieron ningún tipo de violencia.
  • Problemas del uso alcohol – Mujeres que sufren violencia de pareja son casi dos veces más propensas a tener problemas con el uso del alcohol.
  • Infecciones de transmisión sexual – Mujeres que sufren violencia de pareja física y/o sexual tienen 1,5 veces más probabilidades de contraer sífilis, clamidia o gonorrea. En algunas regiones (incluida el África subsahariana) tienen 1,5 veces más probabilidades de contraer el VIH.
  • Embarazo no deseado y aborto – Tanto la violencia de pareja y la violencia sexual de personas que no son pareja se asocian con el embarazo no deseado. Según este informe, las mujeres que sufren violencia de pareja física y/o sexual tienen el doble de probabilidades de tener un aborto que las mujeres que no sufren este tipo de violencia.
  • Bebes con bajo peso al nacer – Las mujeres que sufren violencia de pareja tienen un 16% más de probabilidades de tener un bebe de bajo peso al nacer.

 

“Estos nuevos datos demuestran que la violencia contra las mujeres es extremadamente frecuente. Necesitamos invertir de manera urgente en la prevención para hacer frente a las causas subyacentes de este problema mundial de la salud de la mujer”, dijo el profesor Charlotte Watts, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

INFORMACIÓN Y PREVENCIÓN

El miedo al estigma impide que muchas mujeres denuncien la violencia sexual fuera de la pareja. Otras barreras para la recolección de datos incluyen el hecho de que pocos países recopilan información sobre este tipo de violencia ejercida por la pareja. Además, muchas encuestas sobre la violencia sexual fuera de la pareja emplean enfoques de medición menos sofisticados que los utilizados en el monitoreo de violencia de pareja lo que resulta en menor disponibilidad de evidencia sobre esta manifestación de la violencia sexual.

“Esta revisión pone de manifiesto la falta de datos sobre la violencia sexual por parte de personas que no son pareja, incluso en zonas de conflicto”, indicó la doctora Naeemah Abrahams, del Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica. “Necesitamos que más países midan la violencia sexual y utilicen los mejores instrumentos de medición que estén disponibles”, agregó.

Pese a estos obstáculos, la revisión encontró que el 7,2% de las mujeres a nivel mundial reportó ser objeto de violencia sexual fuera de la pareja. Como resultado de esta violencia, estas mujeres fueron 2,3 veces más propensas a tener trastornos por el uso del alcohol y tuvieron 2,6 veces más probabilidades de tener depresión o ansiedad, probabilidades algo más altas que las mujeres que sufrieron violencia de pareja.

El informe aboga por incrementar los esfuerzos globales para prevenir todo tipo de violencia contra las mujeres, con un abordaje de los factores sociales y culturales que están detrás de esa violencia.

RECOMENDACIONES PARA EL SECTOR SALUD

El informe también enfatiza la necesidad urgente de mejorar la atención a las sobrevivientes. Estas mujeres a menudo buscan atención médica, sin revelar necesariamente la causa de sus lesiones o problemas de salud.

“Los resultados del informe muestran que la violencia aumenta la vulnerabilidad de las mujeres a una gama de problemas de salud a corto y largo plazo; ponen de relieve la necesidad de que el sector de la salud tome la violencia contra las mujeres como un problema más serio”, sostuvo la doctora Claudia García-Moreno de la OMS. “En muchos casos, esto se debe a que los trabajadores de salud simplemente no saben cómo responder”, explicó.

Las nuevas guías de la OMS para la práctica clínica y para elaboración de políticas, publicadas hoy, buscan abordar esta falta de conocimiento. Estas guías subrayan la importancia de la formación del personal de salud en todos los niveles para que puedan reconocer cuando las mujeres están en riesgo de violencia en la pareja y para que puedan saber cómo brindar una respuesta adecuada.

Advertisements

Crimen de Angeles: afirman que el portero está “temeroso y abatido”

historias de terrorLuego de algunas ideas y venidas, el portero Jorge Mangeri (45) finalmente aceptó a los abogados particulares que le había conseguido su familia. “Hoy (por ayer) hubo una reunión de unos 40 minutos con él en el complejo de Ezeiza. Está muy temeroso, con mucho miedo y muy abatido”, le dijo a Clarín Marcelo Biondi, quien compartirá con Miguel Angel Pierri la defensa del hasta ahora único detenido por el crimen de Angeles Rawson (16).

Los abogados formalizarán la aceptación del cargo el lunes y recién entonces tendrán acceso al expediente. “Cuando leamos lo que hay en la causa definiremos la estrategia”, agregó Biondi, quien no descartó que Mangeripida declarar ante el juez tras haberse negado dos veces a hacerlo.

También ayer el padre de la víctima, Franklin Rawson, se presentó como querellante en el expediente. Su abogado será el ex fiscal Pablo Lanusse, quien se tomará el fin de semana largo para leer la causa.

Del resto de la familia de Angeles (su madre, el padrastro, sus hermanos y hermanastros) es poco lo que se sabe. Luego de su maratónica declaración ante la fiscal Paula Asaro del viernes pasado, partieron con rumbo desconocido. Recién ayer se vio al padrastro, Sergio Opatowski: el hombre fue junto a Jerónimo (el medio hermano mayor de Angeles) al departamento de Ravignani 2360 a buscar unas cañas, ya que es instructor de pesca con mosca. “No voy a decir nada”, cortó a los periodistas que lo interceptaron. Cuando se le preguntó qué sabía de la causa, contestó: “Ya se van a enterar”.

La reaparición fugaz de Opatowski casi coincidió con el momento en el que familiares y amigos del portero Mangeri se juntaron frente al mismo edificio para apoyarlo y clamar su inocencia. Con aplausos y carteles, unas 30 personas lideradas por el cuñado del encargado, Raúl, se mostraron ante las cámaras. “Esto es por la justicia y liberación de Jorge. No tendría que estar (detenido) mi cuñado jamás, nunca tendría que haber estado”, dijo el hombre. Las pancartas reclamaban “no más perejiles” y “justicia por Jorge, paz para ‘Mumi’ (por Angeles)”.

Pocas horas antes, en Tribunales, había declarado como testigo el portero suplente y habría desmentido a su colega en algunos puntos relacionados a su rutina en la última semana. Por ejemplo, dijo que no lo vio trabajando en el edificio de enfrente, como había declarado él.

En tanto, al portero acusado se le sacó sangre, pelos y saliva para trazar su perfil genético. Este será comparado con el ADN obtenido de las muestras biológicas extraídas de debajo de las uñas de Angeles. Los resultados, claves para la investigación, estarían listos recién la semana que viene. Según voceros, ya se habría establecido también que en la soga que se encontró en el cuello de la chica había ADN de un hombre; será otro de los materiales que serán cotejados con el detenido.

Por lo pronto, ayer trascendió que los hisopados realizados en los genitales de la víctima determinaron que la adolescente no había mantenido relaciones sexuales en las horas previas a su desaparición y muerte. Los análisis descartaron tanto la violación como el sexo consentido. Sin embargo, para los investigadores aún no está descartado que el motivo original del ataque que sufrió haya estado vinculado con lo sexual.

Sabias que la contaminación achicó el miembro masculino en hombres de todo el mundo?

ImageLa contaminación y las ondas magnéticas se metieron con lo más importante para los hombres: su pene. Un estudio determinó que estas dos problemáticas afecta de manera negativa a la fertilidad en los hombres y, en ocasiones, el cáncer de testículos. Como si fuera poco, además también está directamente relacionado con el tamaño.
 
Una compañía de preservativos, Theyfit, fue la encargada de llevar adelante la investigación en la que participaron casi 20 mil hombres británicos y que reveló que “las ondas magnéticas y los pesticidas reducen el tamaño del pene”.
 
Se informó que el pene se redujo 2.3 centímetros en diez años: de 15.24cm a 12.95cm.
 
Los científicos explicaron que esta tendencia será heredada por las nuevas generaciones sin importar el perfil demográfico que tengan.