El cine como estímulo sexual

Películas que despiertan sensaciones y que son verdaderas inspiradoras de un erotismo que puede comenzar en el cine, o en el living de casa, y terminar en la cama.
 
Cada época tuvo lo suyo en cuanto a cine erótico y uno de los más reconocidos directores que combina trama y erotismo es Adrian Lyne: realizador de clásicos que quedaron en la memoria colectiva de un público que bien ha sabido calentar las butacas del cine.”Flashdance”, “Nueve semanas y ½”, “Atracción Fatal”, “Lolita”, “Propuesta indecente” e “Infidelidad”, entre otras, marcaron una época que comenzó a mediados de los 80 y que aún hoy continúa.
Si bien en estas películas hay escenas de sexo, si hoy las volvemos a ver hoy, comprobaremos que insinuaban mucho más de lo que mostraban.
Es justamente ahí donde está el punto; algunas personas se sienten altamente inspiradas por el cine, y muchos adolescentes tienen sus primeras sensaciones eróticas al ver lo que refleja la pantalla grande dentro de la oscuridad de la sala.Según especialistas, los primeros cosquilleos sexuales se asocian frecuentemente a escenas de películas, algunas de ellas memorables obras maestras, otras, olvidables, pero que despertaron el morbo de la platea.
Más allá de la pornografía que tiene un fin totalmente dirigido, muchos –tanto hombres como mujeres- se excitan con películas en donde hay sexo dentro de una trama. Ellos prefieren el sexo sugerido al explícito por dar lugar a que despierte su imaginación.Es por eso que las escenas que generan el primer interés sexual, generalmente están lejos del sexo explícito, pero sí que contienen cierto erotismo que envuelve y seduce.
Para jóvenes memoriosos, “La laguna azul” hizo estragos entre los adolescentes de los años 80, donde Brooke Shields y un rubio platinado vivían el despertar sexual y los primeros juegos eróticos en una paradisíaca isla desierta.
Otros clásicos, por citar sólo algunos, en donde un clima de sensualidad extrema está presente en cada escena son “Bitter moon”, de Roman Polanski, “El camino de los sueños”, de David Lynch o “Los soñadores”, de Bernardo Bertolucci.
De las más recientes y aún en cartel podemos citar el último gran empacho de Woody Allen y su “Vicky Cristina Barcelona”, en donde el director se da el gusto de reunir a un elenco de bellezas de diferentes estilos y nacionalidades y crear así situaciones que insinúan más de lo que muestran.
Situaciones que excitan, escenas que no se olvidan. Un gran cóctel de lo bello, lo estético y hasta lo morboso. El menú es amplio, y la cartelera también.

2 thoughts on “El cine como estímulo sexual

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s